Inventado por Alvin Fellows en 1868, el flexómetro es un instrumento para medir longitudes en superficies rectas y curvas, convirtiéndose en una de los instrumentos imprescindibles de tu carro de herramientas.

En el momento en que Fellows lo patentó, lo describió como una cinta métrica metálica que se enrolla sola y cabe en un estuche portátil. Descubra todo lo que necesita comprender para sacar el máximo partido a su flexómetro y tomar medidas como un profesional.

¿Flexómetro que es y para qué sirve?

El flexómetro es un instrumento para medir longitudes en superficies rectas y curvas.

La utilización del flexómetro es muy sencillo. Una lengüeta, situada en el exterior del instrumento, se estira y se pone contra la área a medir. La lengüeta tiene una doble función: estirar y servir de cierre para mantener firme la tira metálica.

¿Qué mide el flexómetro?

La longitud de las cintas métricas oscila entre los 3 y los 20 metros, según el uso que se les quiera dar. Los números más enormes representan pulgadas, los números más pequeños representan centímetros.

¿Qué tipos de flexómetros existen?

  • Flexómetro tradicional: El primer tipo que encontramos , asimismo popular como cinta métrica, es el clásico. Conformado por una cinta métrica metálica flexible , así como por un cuerpo fácil de transportar, es el tipo más habitual tanto para uso familiar como industrial.
  • Flexómetro de tela: Diseñada para medir largas distancias con un flexómetro muy ligero , este tipo de cinta métrica puede utilizarse fácilmente a mano. El principal inconveniente es que su precisión no es tan buena como la de otros tipos de flexómetros, como los tradicionales de metal o los digitales.
  • Cinta Invar: Esta clase de flexómetro es mucho más extraño por su alta precisión, pero es mucho más sensible. Al estar fabricada con aleaciones metálicas destacables , esta cinta maleable se utiliza para tareas de laboratorio o en entornos controlados. Se maneja con extremo precaución.
  • Flexómetro digital: El flexómetro digital combina el concepto de la tradicional cinta maleable con la utilización de sensores de medición perfectos. Facilita la medición de la distancia entre elementos o de cualquier otra cantidad y deja obtener resultados mucho más precisos, merced al uso de un sensor digital para registrar las mediciones.

¿Cuáles son las partes de un flexómetro?

  • Cinta: es de metal y lleva impresas las unidades de medida. Al comienzo de la cinta se señala la longitud total, que puede cambiar de 2 a 20 metros. Las cintas más fáciles usan el sistema métrico decimal y llevan impresos números y líneas para indicar milímetros, centímetros y metros.

En un flexómetro más avanzado , la cinta tiene dentro el sistema métrico imperial. Sus divisiones marcan octavos de pulgada, cuartos de pulgada, media pulgada, pulgadas y pies.

En este género de flexómetro, la área de la cinta está dividida en dos partes. La parte superior , con números enormes , corresponde al sistema métrico imperial. La parte de abajo , con dígitos pequeños, corresponde al sistema métrico decimal.

  • Pico o labio: es la parte metálica recia del radical de la cinta que sobresale de la caja. No sólo evita que la cinta se almacene absolutamente cuando se enrolla, sino también sirve para garantizar la cinta a un borde de la superficie que se está midiendo.
  • Freno o bloqueo: Se trata de un dispositivo situado en el exterior de la estructura. Se utiliza para garantizar la cinta una vez desplegada y eludir que se rebobine automáticamente. Esto permite sostener la medición hasta que se libere el bloqueo.
  • Estructura : Está hecha de metal o plástico. En el interior, hay un mecanismo que permite que la cinta métrica se enrolle por sí sola. En el exterior, en la parte trasera , hay una medida impresa que comunica de la altura de la caja.

Medidas de los flexómetros

  • Flexómetro 3 metros
  • Flexómetro 5 metros: El flexómetro 5m es sin dudas el más utilizado (y recomendado) debido a su funcionalidad y precio.
  • Flexómetro 8 metros
  • Flexómetro 10 metros

Principales marcas de flexómetros

Marcas has muchas, sin embargo se destaca el flexómetro Tajima, el flexómetro Stanley y el flexómetro Fisco. El flexómetro Milwaukee, el flexómetro Komelon y el cada vez más posicionado en el mercado, el flexómetro Amazon.

¿De qué forma sacar el máximo provecho al flexómetro?

Para medir un elemento, hay que fijar el alfiler en el punto de inicio de la zona que se desea medir. Ahora , alargue la cinta hasta el punto final. A continuación , active el bloqueo y lea la medida en el radical de la cinta más cercano a la carcasa.

Para medir una pared del suelo al techo, coloque la base del flexómetro en el suelo y alargue la cinta hasta el techo. Después de activar el pestillo, lea la medida de la cinta y añada la altura de la caja (recuerde que está indicada en la parte trasera ).

La punta o labio tiene un orificio para lograr fijarlo con una cabeza de clavo al principio de la zona a medir.

Si precisas medir algo mucho más largo que la longitud de tu cinta maleable , haz una marca donde consigas extenderla. A continuación , enrolla la cinta y empieza a medir en el punto marcado. Finalmente, suma las medidas.

Cada trabajo de medición puede ahorrarnos tiempo según el equipo que utilicemos. Un flexómetro laser, un flexómetro digital o tradicional deberíamos (si somos profesionales) tener.

¿Cuál es la diferencia entre un flexómetro y una cinta métrica?

Las cintas métricas se utilizan para medir grandes superficies o parcelas. A diferencia del flexómetro, la cinta está hecha de un material totalmente flexible y tiene una anilla en el extremo para fijarla a un punto y que sólo una persona pueda tomar la medida.